Tener un hijo

Las primeras 24 horas cuando nació nuestro hijo fueron un sueño.
Parecía perfecto, parecía sano, y se durmió profundamente.
Luego lo llevamos a casa.
Luego en casa la situación dio un giro de 360 grados.
Él lloraba mucho en las primeras semanas, generalmente por la noche.
Mi marido y yo en la cama, estábamos discutiendo sobre quién se va a levantar, porqué ambos decidimos al tener hijos, que si lo habíamos decidido conjuntamente nos teníamos que responsabilizar conjuntamente, pero era una lucha.
Donde cada uno o cualquiera de nosotros intentaban seguir durmiendo.
Uno por razones laborales y la otra por razones de cansancio físico.
En un punto de baja definitiva, mi marido me gritó desde el otro lado de la sala durante la 03 de la madrugada y le dijo a nuestro bebé “Si sigue así, nunca vas a tener hermanos, porque no vamos a tener más niños ” exclamó ” Por supuesto que no creía que ser padres sería pan comido, pero no estábamos preparados para estás duras noches de insomnio y la tensión de nuestro recién nacido, ahora traída a nuestro matrimonio.
Lea esto ahora, si todavía tiene está previa al matrimonio deseando casarse y el anillo de boda todavía no está alrededor de sus dedos, si está pensando en el futuro piensa tener familia dígaselo a su pareja y léale está noticia para que se vaya mentalizando.
Como futuro padre siempre debe esperar lo inesperado Algunos, tuvieron una difícil introducción a la paternidad, también, pero por diferentes razones.
Complicaciones durante el parto de su hija, existen casos donde los hijos aterrizan en la Unidad de Cuidados Intensivos neonatal.
Algunos padres comentan?No fui lo que yo esperaba que fuera.
El comienzo fue estresante Para muchas parejas, el choque puede venir en cualquier momento durante las primeras semanas y en muchas formas.
“Todo el mundo tiene algún tipo de agotamiento, algunos decepción después de tener un bebé”, ella dice que esto afecta a los matrimonios después de nacer, así como las esposas y esposos, de manera diferente: Algunas mujeres experimentan depresión después del parto mientras que los padres pueden sentirse desplazados y ser la segunda prioridad.
Una de las mejores maneras de lidiar con los giros y vueltas que usted experimentará es darse cuenta de que estás afrontando cambios y se deben tomar con madurez y con calma.
Debido a los cambios que generan los recién nacidos en un matrimonio, muchas parejas luchan contra la fatiga, depresión, o un cambio en la dinámica conyugal.
Para el algunos padres, el no poder dormir a mitad de la noche y la dificultad en la alimentación del bebé.
Cuando por la mañana se estaban quejando fueron la causa de la mayor parte de sus argumentos.
“Estoy muy mal humor tan temprano.
Especialmente si yo no había descansado anoche y ahora ante mí se presenta un día agotador, admiten al levantarme.
Encontró que hacer un plan de antemano ayudado a aliviar su mal humor: Si estamos de acuerdo y organizados en lo que va a pasar antes de ir a la cama, y nos preparamos y mentalizamos entonces no es un argumento Los dos fueron capaces de llegar a un acuerdo sobre la conciliación del trabajo y el tiempo juntos (y aparte).
Debido a que las mujeres son más propensas que los hombres a hablar, sea muy cuidadoso con las palabras cuando ya nos sentimos tan insuficientes como lo hacemos y viene una palabra dura, enfadar a su marido y poco a poco irá matando la relación, por así decirlo Antes de que usted se encuentre discutiendo, es mejor que decir algo.
“Estoy muy a favor de personas que piden lo que quieren.
Sí renuencia a pedir lo que queremos a menudo significa que, por el tiempo que pasa, nos molesta y eso se nota”.
Con un poco de comunicación y mucha confianza, la mayoría de los problemas se pueden resolver.
Como padre pienso que su bebé después de la lucha cansina de la madre con el día a día con su bebé, el tenía menos que ver con los argumentos y más que ver con la sensación de papá desplazado.
Me gustaría ver a mi mujer menos cansada y ya no sabía, lo que podía hacer lo mejor es tener aptitud positiva e intentar aliviar la tareas a tu pareja, para así poder sobre llevar estos cambios repentinos aún mejor.

 

Seguir leyendo